Anécdotas informáticas (II)

La siguiente recopilación de anécdotas informáticas apareció en el periódico El Mundo.

Averías

  • Una cliente tenía problemas con su equipo. Se necesitaba que aportase los datos de la CPU para detectar el problema, pero ella insistía en que todo lo que tenía era una ‘tele’ y un teclado. Como por tecnicismos no se conseguía nada llamaron a la CPU ‘la caja grandota’, y la mujer entendió…
    -¡Uy, señorita, perdone!. Pues sí, sí que tengo «Cplus» pero como tengo varices y me duelen las piernas al estar sentada tantas horas, pues lo tenía de reposapies.

  • A un departamento técnico llegaron unos equipos literalmente hechos trizas. La descripción de la avería dada por el cliente era escueta: «Rotura a martillazos por un empleado airado por despido».

  • Una señora a su servicio técnico:
    -Verá, es que he enchufado la impresora y no me funciona y claro, la acabamos de comprar..

  • De acuerdo, ¿ha apretado bien los cables, el de la corriente y el que va al ordenador?
    -Ah,…¿hay un cable que va al ordenador?

  • Un cliente llamó para dar notificación de su avería. Al cabo de unos minutos volvió a llamar para anularla.
    -Le he dado unos golpes y ha vuelto a funcionar.

  • Un usuario telefoneó a su servicio técnico correspondiente:
    -Hola. Verá, tengo un problema…soy director de una coral.
    Tras una larga pausa prosiguió diciendo:
    -Por supuesto, ese no es el problema…

Virus

  • Un usuario aseguró a su servicio técnico que no se atrevía a abrir la caja precintada que contenía el ordenador por si le entraba algún virus.
  • Una anciana llegó al servicio técnico con la CPU tapada con una manta para que no entraran ‘bacterías’.

CD-Rom

  • Un cliente telefoneó preocupado al servicio técnico diciendo que se le había roto el posavasos. Tras varios intentos por identificar cúal era el modelo que tenía posavasos los técnicos se dieron cuenta de que se refería a la unidad de CD-Rom.
  • Un usuario decía que no era capaz de formatear los disquetes. En realidad lo que estaba intentando formatear eran CD-Rom de sólo lectura.

  • Un cliente se quejaba de que su ordenador tenía compact disc pero no CD-Rom.

Ratón

  • Un hombre quería saber por qué el ratón iba excesivamente lento, que prácticamente era imposible usarlo por la incomodidad de la bola y que no tenía botón para hacer ‘click’. Tras un rato de indagaciones, se le sugirió que le diera la vuelta y entonces se escuchó:
    -Ya va, ya va,…¡ahora sí que va bien!. ¡Y además tiene botón!.

  • Un usuario decía que no conseguía que la flecha del ratón subiera más arriba en la pantalla por más que lo intentaba. Y que incluso casi se salía de la alfombra para lograrlo.

Disquetes

  • Un señor llamó diciendo que qué pasaba con su ordenador porque se ‘comía’ todos los disquetes. Cuando los técnicos abrieron la CPU encontraron unos cuantos disquetes sueltos en la carcasa. El cliente los introducía por el hueco que quedaba entre la disquetera y la cinta de backup.
  • Un usuario se lamentaba de que en su ordenador no cabía más que un disquete y que, claro, no conseguía instalar el programa porque su equipo le pedía el ‘disco 2’.

  • A una señora le fallaban todos los disquetes porque los archivaba en un tablón de corcho con chinchetas.

Garantías

Un usuario preocupado:
– Verá, yo tenía mi portátil encima del coche, se me olvidó. Al arrancar cayó al suelo y, como seguí, lo pisé ‘un poco’ con la rueda…¿Eso lo cubre la garantía?.

Módem

Una hora al teléfono con un señor para dejarle la conexión a Internet bien configurada. Cuando se le pidió que encendiera el módem para probar la conexión el señor respondió:
-¿Módem?. ¿Qué es eso?. ¿Es que necesito un módem para conectarme a Internet?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *