Si los lenguajes de programación fueran coches…

  • Ada: es un tanque. Es grande y feo, pero nunca se rompe. La gente se echará a reír si dices que conduces un ADA, pero en serio… ¿Te gustaría conducir un deportivo en un campo de batalla?
  • Ensamblador (1): es sólo el motor; te tienes que montar el coche tú mismo y ponerle gasolina mientras corre pero si vas con cuidado irá como una bala.
  • Ensamblador (2): tú eres el coche.
  • Basic: un sencillo minicoche pensado para trayectos cortos por ciudad. Muy popular entre los conductores noveles, hace poco una gran compañía lo rediseñó por completo convirtiéndolo en un vehículo apto para trayectos largos. Eso sí, sólo conserva un ligero parecido con el modelo original.
  • C: es un coche de carreras que va increíblemente rápido pero que cada 50 Km se avería.
  • Cobol: se supone que es un coche, pero cualquier conductor que se respete nunca admitirá haber conducido uno.
  • C#: es un modelo de coche familiar tipo furgoneta que está compitiendo en el mercado. Una vez que lo usas no se te está permitido usar los productos de la competencia.
  • C++: es un coche de carreras que tiene de todo con decenas de extras y sólo se avería cada 250 Km, pero cuando lo hace nadie sabe por qué se ha estropeado.
  • Eiffel: es un coche que incluye a un profesor de autoescuela con acento francés. Te enseñará rápidamente a identificar y aprender de tus errores, pero no se te ocurra discutir con él porque te insultará y te echará del coche.
  • Erlang: son unos cuantos coches que cooperan para llevarte dónde quieres ir. Lleva un poco de práctica saber conducir con un pie en cada uno de los varios coches, pero una vez aprendes como hacerlo puedes conducir sobre terreno que sería muy difícil hacerlo de cualquier otra manera. Además, como usas varios coches, no pasa nada si algunos fallan por el camino.
  • Forth: es un coche que te montas tú mismo de un kit. Tu coche no tiene por qué parecerse o comportarse como el coche de nadie más, pero un coche Forth sólo se mueve hacia atrás.
  • Fortran: es un coche primitivo; irá muy rápido siempre y cuando sólo vayas por vías que son perfectamente rectas. Se cree que aprender a conducir un coche Fortran hace que luego sea imposible aprender a conducir cualquier otro modelo de coche.
  • Java: es un coche familiar tipo furgoneta. Fácil de conducir, no demasiado rápido y no te puedes hacer daño.
  • Ocaml: es un coche Europeo muy sexy. No es tan rápido como el C, pero nunca deja de funcionar y llegas más lejos en menos tiempo. Pero como es francés ninguno de sus controles está en los sitios habituales.
  • Haskell (1): es un coche muy bonito con un diseño muy elegante del que existen rumores de que se puede conducir sobre terreno extremo. La primera vez que lo intentas conducir no va por la carretera, sino que crea copias de sí mismo y la carretera, y en cada copia sucesiva de la carretera el coche se encuentra un poco más adelante. Se supone que se puede conducir de una manera más convencional, pero no sabes suficientes matemáticas para averiguarlo.
  • Haskell (2): no es realmente un coche; es una máquina abstracta a la que le pasas una descripción detallada sobre cómo conducir si fueras a hacerlo. Tienes que meter la máquina abstracta dentro de otra máquina (real) para poder realmente conducir. Se supone que no debes preguntar cómo funciona la máquina real. También hay una manera de coger múltiples máquinas abstractas y hacer una única máquina abstracta que luego metes en una máquina real para hacer varios viajes sucesivos.
  • Lisp (1): se parece a un coche, pero tuneándolo lo suficiente lo puedes convertir en un avión o submarino bastante funcional.
  • Lisp (2): a primera vista no parece un coche en absoluto, pero de vez en cuando ves algunas personas conduciéndolo a tu alrededor. Después decides aprender más sobre él y te das cuenta de que en realidad es un coche que fabrica más coches. Se lo cuentas a tus amigos, pero se ríen y dicen que estos coches parecen muy raros. Tú todavía guardas uno en el garaje, esperando que algún día tomarán las calles.
  • Mathematica: es un coche muy bien diseñado que toma muchas ideas de Lisp, pero sin concederle el crédito que se merece. Es capaz de calcular la ruta mas óptima hacia el destino, pero cuesta una fortuna.
  • Matlab: es un coche diseñado para que los conductores noveles puedan moverse por los mismos terrenos que Mathematica. Es muy cómodo de manejar si te mantienes dentro de ese terreno, a la que te salgas aunque sea un poco, se vuelve tan difícil de conducir que los conductores mas snob incluso negarán que sea un coche.
  • Ocaml: es un coche europeo muy sexy. No es tan rápido como C, pero como casi nunca se estropea en la práctica llegarás antes al destino. El problema es que, al ser de origen francés, ninguno de los controles está donde esperas encontrarlo.
  • Perl: se supone que es un coche bastante chulo, pero el manual del conductor es incomprensible. Y aunque llegues a saber cómo conducir tu coche Perl, no sabrás conducir el de nadie más.
  • PHP: es el Salchichamóvil de Oscar Mayer, es extraño y difícil de manejar, pero aun así todo el mundo quiere conducirlo.
  • Prolog (1): es totalmente automático: le describes qué aspecto tiene tu destino y conduce por ti, pero el esfuerzo necesario en describir la mayoría de destinos es equivalente a conducir hasta ellos.
  • Prolog (2): es un coche con un sistema GPS único de ensayo y error. Bajará por la carretera buscando tu destino, y si llega al final de la calle sin encontrarlo, volverá arriba y probará la siguiente calle y continuará hasta que llegues a donde quieres ir.
  • Python: es un magnífico coche para principiantes; lo puedes conducir sin carnet. A no ser que lo quieras conducir en vías muy rápidas o terrenos peligrosos, puede que no necesites ningún otro coche.
  • Ruby: es un coche que se creó cuando los Perl, Python y Smalltalk chocaron entre ellos. Un mecánico japonés encontró las piezas y montó un coche que muchos opinan que es mejor que la suma de sus partes.
  • Smalltalk: es un coche originalmente diseñado para gente que estaba aprendiendo a conducir, pero se diseñó tan bien que incluso conductores con experiencia disfrutan conduciéndolo. No es muy rápido, pero puedes cambiar cualquier pieza para dejarlo más a tu gusto. Una excentricidad que tiene es que realmente no lo conduces; le envías un mensaje pidiéndole ir a algún sitio y entonces te lo hace o te dice que no ha entendido lo que le preguntas.
  • Visual Basic: es un coche que te conduce a ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *